Técnica FUE & Terapia PRP

¿Qué es la cirugía FUE?

La cirugía de trasplante capilar FUE (Extracción de la unidad folicular) es una técnica menos invasiva que la cirugía tradicional de tira. No hay uso de bisturí, grapas o suturas, es por ello que FUE se describe más como un “procedimiento” que como una “cirugía”. En esta técnica, se afeita la cabeza para que las unidades foliculares (UF) estén expuestas. Una vez que las unidades foliculares son visibles, se seleccionan cuidadosamente las unidades foliculares más idóneas para la extracción. Por lo general, las unidades foliculares con más folículos  son desechadas, de esta forma se maximizan la cantidad de folículos por injerto extirpado. Con esta técnica el número promedio de folículos por injerto es considerablemente mayor que con la extracción tradicional de tiras y disección microscópica.

Cada unidad folicular extraída pasa a manos de los técnicos, que recortarán el exceso de tejido y determinar el tamaño perfecto para para el canal donde será injertado. Existen múltiple modificaciones con la técnica FUE, como FUE sin necesidad de afeitado, en la que solo se afeita las unidades foliculares a extraer. De esta forma, no se modifica la totalidad de la zona donante. Esta técnica conlleva más tiempo, pero sin embargo ofrece la ventaja de ser totalmente indetectable, siendo adecuada para personas que requieren “cero” tiempo de inactividad postoperatoria.

El término FUE parece bastante específico, de hecho éste ha sido usado para describir cualquier técnica de extracción que no involucre bisturí. Cualquier tamaño de perforación será calificado, de forma manual o motorizado.

Existe una relación entre el “trauma” en el cuero cabelludo y la cicatrización del donante, de tal forma que el concepto de FUE es reducir la cantidad de cicatrices en el área de captación/cosecha. Como regla general los punzones manuales pequeños producen el menor trauma posible tanto en el injerto como en el área donante.

¿CÓMO SE COSECHAN LOS INJERTOS FUE?

La cosecha de los injertos FUE, aplica una destreza muy específica, requiriendo una muy buena coordinación motora fina y paciencia. En nuestra clínica actualmente contamos con 24 técnicos/as, los cuales han trabajado con disección microscópica durante muchos años, y cuatro de nuestros técnicos cuentan con el más alto nivel de habilidades para la realización de extracciones FUE. Nosotros creemos que nuestros técnicos pueden igualar y muy probablemente superar la habilidad de la mejor extracción médica disponible en cualquier parte del mundo. Además nuestros técnicos trabajan sin limitación de tiempo en sus intervenciones. Esto es muy importante, ya que el médico, el cual es experto en proporcionar el mejor trabajo, probablemente no podrá pasar todo el día realizando extracciones.

PLAMA RICO EN PLAQUETAS (PRP) EN LA RESTAURACIÓN CAPILAR

Las plaquetas son uno de los componentes del sistema sanguíneo. Éstas circulan en el sistema vascular junto con glóbulos rojos y blancos. Las plaquetas participan en la coagulación de la sangre y por tanto su función detiene el sangrado en la zona lesionada, ayudando así en el proceso inicial de curación de las heridas.  Hay muchos factores bioquímicos en las plaquetas que se liberan inmediatamente en el lugar de la lesión. Estos factores incluyen Factor de Crecimiento Derivado de Plaquetas (PDGF), Factor de Crecimiento Endotelial Vascular (VEFG), Factor de Crecimiento Epidérmico (EGF) y Factor de Crecimiento Fibroblástico-2 (FGF-2) entre otros factores de curación y crecimiento. La combinación de estos factores bioquímicos de crecimiento inicia y mejora el proceso de curación y recuperación del tejido después de la lesión.

Como las plaquetas se encuentran en el sistema sanguíneo, éstas se pueden cosechar fácilmente desde la sangre del propio paciente. Se extrae un tubo de sangre del paciente y posteriormente se centrifuga para separar el plasma de otros componentes sanguíneos. La parte separada que contiene las plaquetas concentradas es denominada “Plasma Rico en Plaquetas” o PRP. Esta parte puede ser usada en diversas situaciones médicas para mejorar la regeneración y curación de los tejidos. El Plasma Rico en Proteínas se ha utilizado durante muchos años para ayudar en el proceso de curación. Se ha utilizado principalmente en el ámbito hospitalario en diversos procedimientos ortopédicos. Recientemente, el proceso ha comenzado a utilizarse en otras áreas de la medicina y cirugía con resultados favorables.

Consulta Gratuita

Por favor, suba las fotos tomadas desde tres ángulos diferentes